Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Frío o Calor? Prendas de Vestir que se Adaptan a la Temperatura Corporal

La solución que aligerará nuestro guardarropa y nos evitará grandes gastos en aire acondicionado y calefacción, está en la nanotecnología.

 Al menos eso es lo que piensa Joseph Wang, profesor de ingeniería en la Universidad de San Diego, Estados Unidos, quien lidera un proyecto de ropa inteligente que se adapta frente al frío y al calor.

ATTACH (acrónimo en inglés de Tecnología de Textiles Adaptativos con Refrigeración Activa y Calefacción) se llama el proyecto, financiado con 2.6 millones de dólares por el Departamento de Energía de los Estados Unidos y desarrollado por un equipo de la universidad californiana.

La nanotecnología del tejido puede regular la temperatura de la piel de quien lo usa, adaptándose al ambiente para mantenerla en 33°C, la temperatura media de la piel cómoda para la mayoría de las personas. 

Para lograr esto, el tejido responde haciéndose más grueso o delgado, dependiendo de si el objetivo es aumentar la temperatura o disminuirla.

Además buscan que sean prendas tan flexibles y livianas como las tradicionales, y que sea estética y  atractiva.

La tecnología no reemplazaría completamente el aire acondicionado y la calefacción, sino más bien la complementaría, algo especialmente útil en cuartos o salas donde el bajo número de personas no justifica el gasto de calentar (o enfriar) todo el lugar.

¿Qué otros ejemplos de ropa inteligente conoces? 

Leave a comment